En el marco de la tercera rueda de reconocimiento para determinar las responsabilidades de los diez rugbiers detenidos por el asesinato de Fernando Báez Sosa, se conoció hoy que hay uno solo de los jóvenes que no fue señalado por testigos, por lo que nueve de ellos tuvieron algún tipo de participación en la escena.

Fabián Améndola, abogado de la familia de la víctima, expresó en declaraciones al canal Todo Noticias (TN) que de acuerdo a los dichos de los testigos habría además un participante número once, que no estaba viviendo con los diez detenidos en la misma casa “pero que es amigo y que esa noche estuvo en el boliche” y habría tenido algún tipo de participación en el crimen. “Es un dato que está acreditando la fiscalía, lo está tratando de contactar por los dichos de testigos, ya que no hay cámaras que lo muestren en ese lugar”, precisó Améndola.

En cuando a los pasos que seguirá la investigación, el letrado y socio de Fernando Burlando expresó que “mañana se realizará la última rueda de reconocimiento y se dará inicio al levantamiento de rastros, y pasado mañana comenzarán las pericias químicas sobre todas las prendas de los intervinientes, hay muchas prendas con manchas hemáticas”.

En tanto, Améndola hizo hincapié en la reacción de los rugbiers, que parecieran no dimensionar lo que hicieron. “No han tomado real conciencia de lo ocurrido, no muestran ningún tipo de arrepentimiento, yo creo que al contrario, la actitud que tienen marca un desprecio total por la vida humana, que debería ser analizado por un psicólogo”, remarcó el abogado, quien también refirió al pacto de silencio que mantienen los jóvenes. “Solo puede llegar a romper esa unidad el consejo de los padres”, precisó.

Los rugbiers se encuentran alojados den la comisaría primera de la localidad balnearia de Pinamar. El abogado indicó que una vez que finalicen las ruedas de reconocimiento, probablemente el miércoles, los detenidos serán trasladados al penal de Dolores.

Fernando Báez Sosa, de 18 años, fue asesinado a golpes y patadas en la madrugada del sábado 18 de enero, frente al boliche Le Brique de la ciudad de Villa Gesell.