Siendo las 06:06 llegaron los 10 rugbiers sindicados como partícipes del asesinato de Fernando Báez Sosa a la alcaidía de la Unidad 6 de Dolores.

Allí permanecerán bajo estricta vigilancia y control hasta que el juez dicte la prisión preventiva, en caso de corresponder, y en tal caso los imputados serán asignados a otra unidad conforme se resuelva oportunamente.

 

Personal administrativo realizó las actuaciones de rigor y luego el médico de guardia del penal los revisó, quedando alojados posteriormente en una celda colectiva que cuenta con cinco camas cuchetas y un baño con inodoro individual dentro de la celda.

Los detenidos podrán entrevistarse con sus abogados en caso que se presenten en la Unidad, cumpliendo los protocolos vigentes.

Los internos recibirán visita los días jueves, como corresponde a los demás detenidos.

Por último, y atento a los hechos de público conocimiento , se incrementará la seguridad para el caso en que los nuevos internos tengan que desplazarse dentro del establecimiento.