Sebastián Villa y Carlos Tevez convirtieron los goles para la primera victoria del Xeneize en la segunda etapa de Miguel Russo como técnico del club. Con este resultado Boca sigue de cerca a Ríver y da pelea por la punta del campeonato.

Sufrió, sobre todo tras el descuento, pero Boca mereció el triunfo en Córdoba. Se impuso 2-1 a Talleres en el estadio Mario Alberto Kempes, gracias a los goles de Sebastián Villa y Carlos Tevez (Diego Valoyes anotó para el local).

Así, se mantiene a tres puntos de River, el líder de la Superliga, con cinco fechas por disputarse.Con Tevez tirándose atrás a modo de enlace, Soldano como referencia de área y la movilidad de Villa, Boca mostró algunos buenos movimientos en el inicio de mitad de campo hacia adelante. Sin embargo, sus líneas estuvieron desconectadas por la presión extendida de la T, sobre todo en la salida. En consecuencia, fue más profundo en largo que en corto. Talleres, en tanto, resignó la posición de delantero centro. Dayro Moreno, quien jugó por adentro, trabajó un paso detrás de los wines, dispuestos a la diagonal.

En la primera victoria del segundo ciclo de Miguel Ángel Russo al frente del club, Boca propuso un juego directo, con muchos hombres en ofensiva (Salvio, Pol Fernández, Sebastián Villa, Tevez y Soldano), de a ratos poco equilibrio, pero mucho vértigo, sobre todo con campo a favor. El colombiano, Toto y Carlitos representaron los mejores valores en el triunfo, luego del deslucido 0-0 ante Independiente de la jornada anterior.

Fue en una salida rápida, precisamente, donde el Xeneize encontró el 1-0. Con el Tallarín volcado en ataque, Marcos Díaz buscó velozmente a Salvio, quien aceleró, fabricó el espacio y habilitó en cortada al Villa. El colombiano cruzó de izquierda a derecha y definió con justeza.

El resultado parcial favoreció a la apuesta de la visita. Porque con hombres intensos y prestos para desplegar las alas cada vez que el equipo recuperó la pelota, encontró grietas para continuar lastimando, sobre todo desde Villa y el imparable Salvio, a veces por el carril, muchas más por el centro, rompiendo líneas.
Excepto por el remate ancho de Menéndez a los 10 minutos de juego, Talleres no logró traducir los lapsos de posesión en peligro. Por momentos se repitió en centros sin un faro en el área.

En la segunda parte, Talleres cambió el sistema (mutó a un 4-4-2) y metió presión desde el ingreso de Parede, el brasileño debutante en la T. Sin ser una tromba, se posicionó en campo contrario y comenzó a merodear. Boca pudo ampliar el score con la contra de Tevez y el centro atrás que dio en un defensor y luego en el palo. Pero, treta del destino (o graves problemas en el retroceso del dueño de casa), a los 18′, nuevamente salió rápido Díaz tras un córner, Mauri desvió pero la pelota le cayó a Villa, quien pisó el acelerador (acomodó la pelota con el brazo) y asistió a Tevez para el 2-0.

 

Sin embargo, a los 35, en una pelota quieta la T descontó. Tras un tiro de esquina y un despeje alto, el ingresado Diego Valoyes superó de cabeza la estirada de Díaz: 1-2 y cierre a pura tensión.

El elenco de la Ribera tiene 30 puntos al igual que Vélez y uno menos que Argentinos Juniors y a dos de Lanús; habita el lote que persigue al conjunto de Núñez, que mira a todos desde arriba de la tabla de posiciones con 36 unidades (venció 2-0 a Central Córdoba de Santiago del Estero).

En la última fecha se produjo el debut oficial de Miguel Russo como técnico, pero no fue el esperado, ya que el equipo tuvo un desempeño deslucido y empató sin goles con Independiente como local.

Ese choque con el Rojo dejó las bajas del defensor Carlos Izquierdoz, expulsado por doble amonestación en apenas 21 minutos de juego, y del delantero Mauro Zárate, producto de una lesión muscular.

El reemplazante de Cali es el paraguayo Junior Alonso, mientras que en ataque aparece Franco Soldano, que le ganó la pulseada a Ramón Ábila.

Otra variante que ensayó Russo es la del colombiano Sebastián Villa por Agustín Obando, quien había sido titular en la Bombonera el domingo pasado.

En tanto, el arco es defendido nuevamente por Marcos Díaz, de gran actuación con Independiente, ya que Esteban Andrada continúa recuperándose de un esguince de rodilla.

La T (24) tuvo un inicio de temporada para el olvido -fue goleado por Defensa y Justicia en Florencio Varela (4-1)-, por lo que el entrenador Alexander Medina prepara cambios de nombres y de esquema.

Con la confirmación de que fueron habilitados los refuerzos extranjeros -el defensor colombiano Rafael Pérez y el punta brasileño Guilherme Parede, que de todas maneras no son titulares-, el Cacique Medina apuesta a un un 3-4-3 en lugar del habitual 4-2-3-1.

Infobae