El abogado de la familia de Fernando Báez Sosa, Fernando Burlando, cuestionó la liberación de dos de los 10 rugbiers acusados por el crimen del joven, y aseguró que la decisión es “invitar a la fuga” a los jóvenes.

Tras conocerse la noticia de la liberación de Juan Guarino y Alejo Milanesi, dictada por el juez David Mancinelli a instancia de la fiscal Verónica Zamboni, Burlando cuestionó el “apresuramiento” en tomar la medida, puesto que consideró que el magistrado “tenía una semana más para resolver” y aún faltaban “diligencias importantísimas”.

“Tenía una semana más para resolver, no sé por qué se apuró. Consideramos que hubo un apresuramiento innecesario ya que se le pudo haber otorgado a la resolución mayor contenido jurídico, lo que hablaría aún mejor de la fiscalía”, señaló el abogado mediático, cuyo estudio patrocina a los padres de Báez Sosa.

Burlando indicó que si bien Guarino y Milanesi “quedan conectados a la causa”, aún “hay diligencias que faltan y son importantísimas”, por lo que la libertad de los rugbiers que “a lo mejor el día de mañana pueden llegar a volver a estar detenidas, con una expectativa de pena a prisión perpetua, realmente es invitarlos a la fuga”.

Respecto de la decisión sobre el resto de los jóvenes, que continuarán detenidos con prisión preventiva “es lo menos que se podía esperar, entre el mínimo y el máximo está bien en el mínimo”. El abogado dijo que para los próximos días se esperan “las medidas de prueba vinculadas a la responsabilidad del Municipio”, en el crimen de Fernando, ocurrido a la salida del boliche Le Brique.