El jefe del bloque de Diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, se sumó hoy a las voces oficialistas que cuestionan al FMI, al advertirle que deberá ir “a la cola” para cobrar y pedirle que se “haga cargo” de haber “financiado la campaña de Macri” a la presidencia,

Máximo formuló esas declaraciones durante una visita a Escobar, en un día marcado por los cruces de su madre, la vicepresidenta Cristina Fernández con el vocero del FMI, Gerry Rice, en torno a la legalidad de una eventual quita de la deuda, que ella reclama y él negó.

“Le recomiendo a Gerry, que vea que después de los préstamos que le iban dando a la Argentina mientras financiaban la campaña de Macri, en abril del año pasado, las reservas en un momento tras esos préstamos eran de 77 mil millones de dólares y 4 meses después esas reservas se habían ido a 44 mil y después a 33 mil”.

“Si eso no fue violar este artículo del fondo, debería explicarles a los argentinos y argentinas qué sería violarlo”, insistió.

También reivindicó el “esfuerzo” de los argentinos en los primeros años de la presidencia de Néstor Kirchner, cuando el país estuvo en default. “Entre mayo de 2003 y diciembre de 2005 fueron los años en que su esfuerzo fue verdaderamente puesto en valor para echar al Fondo”, recordó y luego culpó a Macri de traer de vuelta “los cartelitos de la izquierda y el Partido Obrero contra el FMI” en las marchas.