En la mañana de este martes y al atender la consulta por parte de los medios de difusión, el intendente Héctor Olivera brindó detalles sobre la conducción de la investigación de un hecho acaecido el pasado fin de semana en nuestro distrito.

Frente a una denuncia radicada en la localidad de General Conesa el último domingo (18) por la mañana, el intendente Olivera mantuvo el lunes subsiguiente entrevistas con los titulares de la Comisaría de la Mujer y la Familia para interiorizarse de los detalles de la denuncia y empezar a disponer el total apoyo tanto a la denunciante como a las investigaciones en sí.

“Mi propósito es dar pronto esclarecimiento a las denuncias y llevar tranquilidad a la gente de nuestra comunidad”, dijo Olivera. “Les solicité a los funcionarios a cargo de la seguridad en nuestro distrito la mayor celeridad en la investigación de esta denuncia. Me interesa que la verdad aparezca lo más pronto posible”, agregó.

El intendente Olivera también informó que desde un primer momento las fuerzas de seguridad actuaron con mucha prudencia en la recolección de pruebas y testimonios, así como en las demás diligencias ordenadas por el Poder Judicial para la resolución de casos de esta índole. “Se actuó de acuerdo a protocolos ya establecidos, todo en el marco de la ley”, expresó el intendente Olivera.

Por otra parte, la Municipalidad de Tordillo dispuso brindar todo el apoyo a la denunciante, desde la contención en nuestro sistema de salud hasta el trato con la delegación de Dolores de la Policía Científica.

Sobre los detalles de la causa, el intendente Olivera fue puntual: “Es nuestra obligación informar y dar respuesta a la sociedad, siempre respetando las leyes vigentes y el lógico resguardo de la víctima. Todos los mecanismos legales están en marcha y es evidente que no corresponde exponer los detalles de la investigación”.

Olivera también se dirigió a la comunidad en su conjunto para recomendar cautela: “Por último, les pido prudencia a todos. No conviene en este momento desviar el foco haciendo hincapié sobre detalles como que el organizador del evento es Roch o el propietario de la quinta donde se organizó es Olivera. Lo importante en este momento es buscar el esclarecimiento rápido de este lamentable episodio. Sí nos conviene como comunidad estar todos unidos en busca del sostenimiento de la armonía de nuestro pueblo”, finalizó Héctor Olivera.

La causa recayó en la Fiscalía N°. 3 en el Departamento Judicial de Dolores a cargo del Dr. Diego Torres, con quien el intendente Olivera se ha comunicado. La fiscalía le informó a Olivera tener pleno conocimiento sobre el estado de la investigación en curso.