Por la violación y el aberrante asesinato cometido en julio de 2017.

Verónica Orlandelli, mamá de Claudio Javier Ayuso, familiares, amigos y vecinos, marcharon en la tarde de este domingo por calles céntricas de la ciudad, para luego dirigirse a la Unidad 6 donde están alojados los detenidos y finalizar en el lugar donde fue hallado el cuerpo sin vida del joven.

La defensa de los dos imputados, López y Miño, solicitó un juicio abreviado con una condena de 15 años de prisión.

Al pedir la defensa de López y Miño el juicio por jurado, Verónica Orlandelli manifestó que “Hay que convencer a 12 jurados, porque el fallo tiene que salir por unanimidad. Si no, podrían quedar libres”.

Recordemos que el 10 de julio del 2017 el cuerpo sin vida de Claudio Javier Ayuso fue encontrado en un rastrillaje que realizó la policía. El hallazgo fue en la zona del frigorífico (Cerrito entre Avellaneda y Marconi), en una cámara de desagüe de aproximadamente 80×80 cm y 50 cm de profundidad.

La primera autopsia sobre el cuerpo reveló que el crimen fue cometido hasta 36 horas antes del hallazgo, aunque las condiciones climáticas en la cámara donde fue encontrado podrían haber conservado el cuerpo, por lo que los investigadores no descartan que pudiera haber ocurrido incluso antes. El cadáver presentaba golpes en la cara y el tórax; estaba semidesnudo y cubierto sólo por un calzoncillo y un par de medias blancas. Las pericias indicaron que fue abusado sexualmente.

Los detenidos por el crimen: Matías David López y Francisco Andrés Miño.