Las entidades agropecuarias salieron a cruzar duramente al Gobierno nacional luego de que se conociera hoy que se cerró el registro para anotar exportaciones de granos al exterior, lo que implicaría la suba de las retenciones para la soja del 30 al 33%.

La primera en salir a repudiar la medida de la administración de Alberto Fernández fue CRA (Confederaciones Rurales Argentinas), que hizo público un duro comunicado titulado “una nueva traición”.

“En el día de la fecha han sido suspendidos los registros de exportación, medida que sorprende y deja una profunda sensación de engaño, porque mientras se espera para dialogar, se toman decisiones que no tiene retroceso, de lo contrario no se explica el cierre de un mercado”, sostuvo la entidad.

La Federación Agraria Argentina (FAA) también hizo hincapié en que la medida “se produjo a horas de que se efectivice la reunión de los presidentes que integran la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias con el ministro (Luis) Basterra, que venimos solicitando desde hace más de sesenta días”.

“Esta situación genera mucha preocupación en el seno de la Federación Agraria Argentina, que ha sido en todo este tiempo respetuosa de las instancias de diálogo con el gobierno nacional y ha tratado de alertar sobre las dificultades que atraviesan los pequeños y medianos productores de todo el país, que se profundizarían si se siguen tomando medidas contra el sector”, remarcó la organización que preside Carlos Achetoni.

Desde Coninagro de Buenos Aires y La Pampa rechazaron “los derechos de exportación y cualquier incremento sobre los existentes”. “Es un impuesto que termina impactando en el precio que recibe el productor sobre su cultivo, quitándole el mayor incentivo para aumentar la productividad”, consideraron.

En tanto, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) realizará este miércoles una reunión de Consejo Directivo en Olavarría, en donde seguramente se pondrá el tema sobre la mesa.

En una comunicación al sector exportador, que hizo desde su página de Internet, el Ministerio de Agricultura de la Nación informó hoy que el registro para anotar exportaciones de granos al exterior (Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior) estará cerrado temporariamente.

En diciembre pasado, el Gobierno también cerró el registro para subir del 24,7 al 30% las retenciones a la soja, además del 6,7 al 12% en trigo y maíz. Cálculos privados indican que el Gobierno recaudaría entre 400 y 513 millones de dólares extra subiendo tres puntos los derechos a la soja. En tanto, en el sector de la producción alertan que la medida podría llevar a la baja de unas 400.000 hectáreas en la próxima campaña de siembra, 2020/2021.

La Mesa de Enlace, que mañana tiene cita a las 16.30 con el ministro Basterra, insistirá en el rechazo a otra suba y reclamará un cronograma de reducción de los derechos de exportación.