La decisión dirigencial se dio tras las renuncias de Mariano Elizondo y Jorge Brito, titular y vice, respectivamente. Una vez que la AFA le dé vida a la nueva entidad, el conductor y empresario quedaría a cargo de la misma.

Día de decisiones en el fútbol argentino. Tras la reunión de los dirigentes de Primera División y el Comité Ejecutivo de AFA en la sede de Viamonte para formalizar el proceso de disolución de la Superliga y comenzar a darle forma al nuevo orden en la actividad, Mariano Elizondo, presidente de la entidad que todavía rige a la élite, y Jorge Brito, su vice, presentaron sus renuncias. El vicepresidente segundo, por su parte, es Matías Lammens, que actualmente es el Ministro de Deportes y Turismo de la Nación, por lo que no puede ejercer la conducción del ente. En consecuencia, los directivos decidieron que Marcelo Tinelli, titular de San Lorenzo, se haga cargo de la Superliga hasta su desaparición, que llegaría tras la Copa de la Superliga. Existe un gran consenso para que luego continúe al frente de La Liga Profesional, el nuevo espacio que nuclearía a la Primera División, pero dentro del ámbito de la Asociación del Fútbol Argentino.

Además, en la organización en ciernes, que permitiría la reelección de Claudio Tapia al frente de la AFA por otro período, Tinelli oficiaría como vicepresidente segundo. Los directivos de los clubes presentaron este mediodía una carta ante la Superliga con el pedido de “disolver” la estructura que actualmente maneja la Primera División desde mediados del 2017.

En el documento, al que tuvo acceso Infobae, los representantes de las instituciones dejan una exigencia clara: “Se convoque a una Asamblea de la SAF a tales efectos, la cual deberá realizarse con posterioridad a la asamblea de la AFA en la que se reforme su Estatuto y en cuyo texto se incorpore la Liga Profesional de Fútbol Argentino dentro de su estructura”.

El próximo martes se desarrollaría una nueva reunión de Comité Ejecutivo de AFA y una Asamblea de la Superliga, con el fin de avanzar hacia la creación de la Liga y terminar de definir los descensos, que continuarían siendo tres para la presente temporada, aunque todavía existen posiciones que impulsan la opción de una promoción. Mientras tanto, la estructura de la Superliga continuará funcionando con la conducción de Tinelli hasta que se concrete la fusión con la Liga.

La AFA, por su parte, convocará a una Asamblea para el mes de mayo, en donde quedará formalizado el cambio de Estatuto, con la integración de la Liga y el nuevo Comité Ejecutivo, que tendrá el regreso de San Lorenzo a la Casa Madre del fútbol, y existen negociaciones para que River desande el mismo camino, ocupando otra vicepresidencia (habría cuatro; otra para Boca y una para el Ascenso, que quedaría para Marcelo Achile, titular de Defensores de Belgrano). Infobae