El Intendente José Rodríguez Ponte decretó la emergencia económica para asegurar el pago de salarios y el normal desenvolvimiento de los servicios municipales

Asimismo, se establece un aumento del 10% para la categoría Auxiliar de Servicio Generales, lo cual beneficio también a los trabajadores mensualizados de planta transitoria.

También pidió que se limite la realización de cualquier acto público que se realice fuera de las horas laborables para los municipales. En caso de realizarse debe ser controlado por el área que lo programa con asistencia de otros integrantes de la planta política de la comuna y el personal que cobre tiempo pleno, con el objetivo de ahorrar dinero o partidas para horas extras.

La medida se dictó en el marco de la emergencia económica que ha dictado la provincia, tiene una validez de 6 meses y considerando especialmente la posibilidad que los pagos de coparticipación proyectados para este año para la comuna sean inferiores a los esperados.