Esta medida tiende a reducir la presencia de personas en la oficina de atención al público, siguiendo con las recomendaciones del Ministerio de Salud y en consonancia con las medidas tomadas por este Municipio para prevenir el contagio de COVID-19.