La Comisión Permanente de Homenaje del Padre de la Democracia y Abanderado de los Derechos Humanos, Presidente Dr. Raúl Alfonsín de Dolores, que encabezan el  Dr. Juan Carlos Valente y el Cdor. Carlos María  Lamacchia, quieren evocar su figura al cumplirse once años de su paso a la inmortalidad el 31 de Marzo.

Raúl Ricardo Alfonsín, había nacido en la ciudad de Chascomús el 12 de Marzo de 1927, Era el mayor de seis hijos que tuvo el matrimonio conformado por Raúl Serafín Alfonsín y Ana María Foulkes.  Sus estudios primarios los realizó en su ciudad natal, en la Escuela Normal y el secundario en el Liceo Militar Gral. José de San Martín, de donde egresó como Sub Teniente de Reserva.

Se recibió de Abogado en 1950, egresó de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Buenos Aires. Se matriculó en el Colegio de Abogados del Departamento Judicial Dolores, y en su Tribunales ejerció su profesión por varios años.

Se casó con María Lorenza Barreneche, y tuvieron seis hijos: Raúl Felipe, Ana María, Ricardo Luis; Marcela; María Inés y Javier Ignacio Alfonsín. y vivieron el la casona de la calle  Lavalle 227, a pocos metros de la Plaza principal  y de la Municipalidad de Chascomús. Allí tenía también su Estudio Jurídico y trabajaba como periodista.

Militante de la Unión Cívica Radical, ocupó diversos partidarios y electivos. Fue Concejal en Chascomús, Diputado Provincial; Diputado Nacional; Presidente de la Naciòn y Senador Nacional; En cuanto a los partidarios fue Presidente del Comité Provincia y del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical.  De iedas social- demócratas, fue Vicepresidente de la Internacional Socialista.

Fue miembro fundador de la APDH y defensor de presos políticos en la negra etapa de la  Dictadura Militar. Fue uno de los pocos políticos que se opuso a la Guerra de Malvinas y que  abogó  por la Paz con Chile.

El 30 de Octubre de 1983 ganó las elecciones generales por abrumadora mayoría, sobre todo en las mesas femeninas. Y asume el 10 de Diciembre la Presidencia, llevando al Abogado Cordobés Dr. Vìctor Martínez como Vicepresidente.

Entre sus primeros Decretos, cumpliendo una promesa electoral, ordena el Juicio a las Juntas Militares y a los máximos responsables de la represión en la Argentina. Forma la CONADEP, con personalidades de las letras, artes y ciencias y periodistas, y de la política. Es dable destacar que el Justicialismo, segundo en dicha elección, se negó a participar. Esa Comisión es la que recibió testimonios de víctimas y de familiares de víctimas del terrorismo de estado, elaborando un

informe final, que el escritor Ernesto Sábato entrega al Presidente con el emblemático titulo de:

“NUNCA MÁS”.

Se recuperaron las instituciones de la República, mejoró la educación estatal, la salud pública, la administración de Justicia y se gobernó respetando la Constitución Nacional y los Derechos Humanos. Problemas económicos y una campaña de desgaste por la oposición lo obligan a entregar el mando a su sucesor electo Carlos Menem, unos meses antes.

 Sigue militando en el llano y recorriendo todas las ciudades de nuestra extensa Argentina. Es electo Senador Nacional, cargo al que renuncia a los dos años y Presidente de la UCR. Realiza un acuerdo con el Presidente Menem, para la Reforma de la vieja Constitución Nacional de 1853, que se conoce como Pacto de Olivos, y así surge una aggionada Constitución en 1994, aprobada por una Convención Nacional convocada al efecto.

Tuvo un grave accidente, que casi le cuesta la vida recorriendo un camino helado de la Patagonia, y por que estuvo más de seis meses internado en el Hospital Italiano de Buenos Aires.

Fallece en la ciudad de Buenos Aires el 31 de Marzo de 2009, a los 82 años víctima de un cáncer de pulmón. Fue velado en el Congreso Nacional y se encuentra sepultado en un Panteón en el Cementerio de la Recoleta. Su entierro fue uno de los más grandes de la Historia Argentina, máxime que se trataba de un político opositor, pero un rio humano llevó su féretro a pulso por la Avenida Callao ,y  luego Alvear, hasta la necrópolis,  mientras que en todo el trayecto  gente agitaban banderas argentinas y arrojaba flores desde los balcones.

Discursos emotivos hubo en el Congreso y también en el Cementerio de la Recoleta, rescatamos solo tres  frases de las palabras de Antonio Cafiero, ante la tumba: ” Yo tuve dos maestros en la vida, uno se llamó Perón y  el otro Raúl Alfonsín” ,  “Alfonsín ya no le pertenece más a los Radicales, Alfonsín es ahora patrimonio de todo el Pueblo Argentino”.:”Alfonsín es de todos”.