La aplicación de mensajería y videochat permite que los padres puedan administrar las cuentas de los hijos. Entrá y mirá cómo funciona para ponerlo en práctica.

Se trata de Messenger Kids, una aplicación que lanzó Facebook en Argentina y en otros 74 países, diseñada para que los chicos menores de 13 años puedan conectarse con familiares y amigos. Pero, con el control de mayores responsables.

La nueva app está disponible en Google, Apple y Amazon y deberá ser validada desde la cuenta de Facebook de uno o dos adultos.

¿Qué pueden modificar los adultos responsables?

Ellos podrán acceder al panel de control desde el que se aprobarán o rechazarán contactos, revisarán el historial de conversaciones, eliminarán contenidos que se consideren inadecuados o denunciarán aquellos que se estimen peligrosos.

Por otra parte, los contenidos de bullying o de acoso pueden ser reportados tanto por los menores cómo por los adultos.

Cuando un niño realiza una acción de amistad, los padres serán notificados a través de Messenger y podrán anular cualquier conexión nueva que se realice en el Panel para Padres, donde también podrán ver un registro de las actividades recientes.

Respecto de niños que van ganando autonomía, la aplicación permite ir dando permisos, por ejemplo para agregar contactos sin aprobación directa de los mayores, aunque los padres mantienen la posibilidad de bloquear solicitudes en todo momento.

¿Cómo funciona?

Sin anuncios, la descarga es gratis y no hay compras dentro de la aplicación.
Los padres administran la cuenta de sus hijos a través del Panel de Control Parental en Facebook.
Messenger Kids es exclusivo para niños, los padres pueden continuar usando Messenger.
Video chat y mensajes tanto individuales como grupales.
Herramientas creativas para decorar fotos y videos.
Filtros, stickers y juegos apropiados para niños.
Modo descanso que permite a los padres controlar los horarios en los que sus hijos pueden utilizar la aplicación.