El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuestionó una vez más la gestión de China frente a la pandemia de coronavirus y, en una de sus amenazas más contundentes, planteó la posibilidad de “romper toda relación” con el gigante asiático.

“Hay muchas cosas que podríamos hacer”, dijo Trump en una entrevista a Fox News, para acto seguido añadir: “Podríamos romper toda relación”. El Presidente incluso apuntó que esta ruptura supondría “ahorrar 500.000 millones de dólares”.

El mandatario norteamericano acusó en reiteradas ocasiones a Pekín de ocultar el alcance del brote en sus primeras fases e incluso puso en duda la versión oficial sobre el origen del virus, contraviniendo las tesis de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Trump también ha discrepado a nivel interno, entre otros, con el principal responsable médico de la respuesta al virus en Estados Unidos, Anthony Fauci.

Fauci advirtió en una intervención en el Senado del riesgo de reanudar las clases de forma prematura, pero Trump no está de acuerdo. “Tenemos que abrir las escuelas. Tenemos que abrir el país”, de forma “segura” pero también “cuanto antes”, afirmó el mandatario.