El 16 de marzo de 1949 en la localidad bonaerense de Coronel Suárez, una ciudad de poco más de 20 mil habitantes, nacía Héctor Omar Hoffmann Fenzel. Algunos años después, ese joven músico alcanzaría la fama bajo el nombre de Sergio Denis. En 50 años de carrera, conoció la cima del éxito y también sufrió momentos terribles. Repasamos su vida junto a sus mejores temas.

“Te llamo para despedirme, pues hoy me alejo de tu vida…”, dice la canción que le dio el puntapié inicial a su recorrido artístico. Quiso el destino que ese fuera el mismo tema que cantaba cuando cayó a la fosa del Teatro Mercedes Sosa, de San Miguel de Tucumán. “Te llamo para despedirme, me voy no sé dónde ni cuándo…”.

Sergio Denis murió este 15 de mayo de 2020 tras pasar un año y dos meses en coma. Pero dejó como legado su música, que seguirá alegrando fiestas, acompañando los cánticos de las hinchadas, poniendo en palabras sentimientos que él expresaba y transmitía muy bien.

Héctor comenzó a cantar de muy pequeño en las fiestas escolares y reuniones familiares, y hasta integró una banda en su ciudad natal. Pero en 1969 viajó a la ciudad de Buenos Aires para ser la voz de Los Bambis. Fue entonces que los productores de la discográfica CBS vieron su potencial y le ofrecieron comenzar su carrera como solista.

Fue ese mismo años que grabó el tema “Te llamo para despedirme”, y fue tal el éxito del sencillo, que en 1970 lanzó un disco homónimo, pero ya bajo el nombre de Sergio Denis. También en 1970 apareció por primera vez en televisión, en el programa Casino Philips de Canal 13. Desde entonces, su carrera fue en ascenso.

En 1972 llegó a la pantalla grande como protagonista de la película ‘Me enamoré sin darme cuenta’, junto a Alicia Bruzzo y Luis Brandoni; y en julio de 1974 se convirtió en el primer cantante melódico argentino en presentarse en el Teatro Ópera.

Tras desvincularse de CBS Columbia y pasar por TK, Sergio firmó contrato con la discográfica PolyGram, con la que grabó la mayoría de sus grandes éxitos entre 1977 y 1990.

“Cada vez que sale el sol” (1977), “Nada cambiará mi amor por ti” y “Cómo estás, querida” (1985) y “Te quiero tanto” (1986) salieron durante aquellos años. Luego llegarían “Un poco loco” (1991), “La vida vale la pena” y “Gigante chiquito” (1997). Entre 1985 y 1994, Sergio Denis fue el cantautor argentino con más discos vendidos.

Sus éxitos, incluso, llegaron a las tribunas de los partidos de fútbol.​ “Te quiero tanto”, fue una de las canciones que llegaron a todas las canchas del mundo: Boca, River, Banfield, Aldosivi, Cerro Porteño, Olimpia, Atlético de Madrid, Bayern Múnich y Barcelona son algunas de las instituciones que utilizan su música. También se escuchan en Israel, Rusia, Japón y Francia.

De hecho, en 2011 Carlos Salvador Bilardo reveló en una entrevista que durante la Copa del Mundo 1986, en la que Argentina se consagró campeón, el equipo tenía como cábala escuchar la canción “Gigante Chiquito” de Sergio Denis en el micro que los trasladaba desde el hotel al estadio.

Son miles los momentos en los que las canciones de Sergio estuvieron y estarán. Y aunque físicamente ya no nos acompañe, su música quedará por siempre.