Foto: Andrés Pérez

El gobierno chileno informó hoy la extensión por siete días de la cuarentena total en el Gran Santiago por la ola de casos de coronavirus, que ya superaron los 80.000, y de muertos, mientras que el presidente Sebastián Piñera dijo que la situación «se va agravar «si la gente no colabora.

El gobierno agregó que la ocupación de camas de terapia intensiva en la región de Santiago llegó al nivel de alarma del 94% y esto obligó al Estado a comprar más de 400 nuevos respiradores que tendrán en el país para la semana próxima.

El sistema de salud chileno está «tremendamente estresado, tremendamente exigido (…) muy cerca de su capacidad máxima» en la región de Santiago, insistió Piñera, que días atrás ya había dicho que el sistema estaba «cerca del límite».

Al entregar el parte diario sobre el avance del brote local, la subsecretaria de Salud, Paula Daza, informó de 35 nuevos decesos causados por un nuevo virus en las últimas 24 horas, lo que eleva el total a 841.

También detalló que se publicó 4.328 casos nuevos de contagiados, de los cuales 3.956 síntomas y 372 fueron asintomáticos, para elevar el total a 82.289 personas.

La operación detallada de los casos confirmados hasta la hora, un 53,7% son personas menores de 40 años y en el caso de los hospitalizados, un 12% son menores de 40 años.

En total hay 1.251 pacientes internados en unidades de cuidados intensivos, con 1.048 personas conectadas a ventilación mecánica.

Luego, el ministro de salud, Jaime Mañalich, informó que se extiende por una semana más la cuarentena total en el llamado Gran Santiago, que corresponde a las 32 comunas (barrios) capitalinas y otros seis sectores aledaños, hasta el próximo viernes 5 de junio a las 22 horas, debido a que es el foco de mayor infección a nivel nacional.

Con esta extensión de cuarentena por siete días, la capital chilena estará por tercera semana consecutiva bajo este régimen de aislamiento para evitar la propagación del coronavirus.

La medida también se extiende a otras dos comunidades en el norte del país y la localidad segura de Lonquimay, en la región de La Araucanía.

El ministro dijo también que la «ocupación de ventilación mecánica en la Región Metropolitana es de un 94%».

Ante esto, adelantó que desde hoy y hasta el miércoles 3 de junio estará llegando a Chile 404 nuevos respiradores mecánicos para ser sumados al sistema de salud, sin detallar la procedencia de estos equipos médicos.

También hoy, al visitar una residencia sanitaria, Piñera hizo un llamado a las personas a «que respeten las cuarentenas» para ayudar a que mejore la situación sanitaria.

«Si los ciudadanos no colaboran, la situación se va a agravar», el jefe de Estado afectado, quien además resaltó estos son tiempos «extremadamente difíciles».

Piñera específicamente que el sistema de salud chileno «está tremendamente estresado, tremendamente exigido, en la Región Metropolitana, muy cerca de su capacidad máxima».

Añadió que ante esta situación «no sacamos nada con denunciar, lo que tenemos que hacer es fortalecer nuestro sistema de salud y eso es lo que hacemos todos los días».

Chile vive desde el pasado 18 de marzo en un Estado de Excepción Constitucional por Catástrofe por 90 días, decretado por el gobierno para atajar la crisis sanitaria generada por el coronavirus. (Los Andes).