Con vocación de servicio, entrega y valentía cada día los Bomberos Voluntarios arriesgan su vida en favor de los demás.

No hay horarios, ni días. Tampoco excusa para no concurrir ante un llamado de emergencia.

Dejar la familia o el trabajo de lado para ir ayudar a alguien o para controlar una situación desesperante.

Son héroes sin capa pero con casco y con grandes y pesados trajes que los protegen.

Admirados por grandes y chicos, se entrenan y profesionalizan constantemente para poder ser mejores héroes.

No tienen súperpoderes pero sí súpermáquinas que usan para lograr su objetivo.

Desde la Municipalidad de General Lavalle los saludamos en su día.