El Presidente afirmó que “no está seguro si tocamos el pico” de contagios por coronavirus, pero que esto “depende de nosotros”.

El presidente Alberto Fernández afirmó este viernes que no está “seguro de si tocamos el pico” de contagios por coronavirus, o “si el pico puede ser mayor”, pero admitió que actualmente el país está en el “peor momento” desde que empezó la pandemia.

En declaraciones a Canal 13, el mandatario admitió que “es el peor momento desde que empezó la pandemia. La cantidad de contagios se multiplicó por más de 4. Además, el 95% de esos contagios ocurren en el AMBA. Está ocurriendo lo que habíamos previsto que ocurra. Pero no estoy seguro si tocamos el pico, o el pico puede ser mayor. Eso depende mucho de nosotros”.

“Lo cierto es que desde hace más o menos dos semanas, desde que ocurrió lo de la villa 31, el número está en alrededor de 900 contagios todos los días. No sé si estamos en un pico porque hay cierto amesetamiento. Puede ser que crezca un poco más. Pero lo que sí es cierto que desde el 21 de mayo, ese número creció muchísimo”, agregó

“No nos adelantamos, evitamos contagios”
Por otra parte, tras anunciar ayer la extensión de la cuarentena hasta el 28 de junio con diferenciación por región del país, Fernández reiteró que desde el Gobierno están “evaluando la vuelta de las escuelas rurales en el interior”.

Asimismo, defendió el establecimiento temprano de la cuarentena en el país, que rige desde el 20 de marzo: “De ningún modo, nos adelantamos a poner la cuarentena. No habríamos tenido tiempo de generar los espacios para cuidar a la gente que esta enferma. Esta no es una enfermedad grata. Y de ningún modo nos adelantamos: evitamos un sinfín de contagios, evitamos que el virus circule en el 85% de la Argentina, porque la mayoría de los casos en el Interior es de gente que vino a Buenos Aires”, fundamentó.

“Hay que entender que la capacidad de contagiar de este virus es impresionante, tenemos que ser conscientes de eso. La cuarentena nos permitió que no ocurra lo de otros países, donde los médicos decidían a quién atendían y a quién no, quién moría y quién no. Hasta el día de hoy la ocupación de camas en terapia intensiva es muy baja y menos de un tercio de las camas están utilizadas, solo contando el sistema público. Estoy seguro de que si sostenemos esto vamos a tener todos la atención que corresponde”, se explayó.

También remarcó que, actualmente, en la Argentina “todos tienen condiciones de ser atendidos” y aseveró que el país cuenta con la cantidad de respiradores necesarios “para atender el mayor pico de la pandemia”.

“No estoy ‘enamorado’ de la cuarentena”
“Los 24 gobernadores y yo estamos preocupados porque nuestro pueblo no se enferme. Cuando escucho decir que ‘me enamoré de la cuarentena’ me asombro. De ningún modo estoy ‘enamorado’. Lo único que intento cuando buscamos medidas para aliviar pymes, empresarios, autónomos o profesionales es hacerle más liviano el efecto de la cuarentena. Lo que le pasa a la Argentina no es la cuarentena: es la pandemia, que ha traído un problema muy serio a toda la economía mundial. Los que no han hecho cuarentena han tenido resultados económicos iguales o peores”, enfatizó.

Fernández también explicó que la decisión de ampliar la cuarentena por 21 días y no por 14 fue para “ordenarse”: “Son 21 días porque intentamos ordenarnos y no estar cada dos semanas avisando, porque estamos seguros que en ese tiempo estaremos discutiendo lo mismo. También para también organizar las reaperturas en el interior, porque Argentina es mucho más que el AMBA”, remarcó. En ese tiempo, dijo, también se generarán los protocolos para formalizar “la vuelta de las escuelas rurales en el interior”.