Cientos de profesionales sanitarios de toda España han vuelto a salir este sábado a la calle de alrededor de medio centenar de ciudades para reivindicar el valor de sus puestos de trabajo tras semanas de complicaciones por la pandemia de coronavirus y, a la vez, recordaron a los fallecidos.

Decenas de decenas de estudiantes de medicina y profesionales de la Salud de Madrid se concentraron en marco de una manifestación, aunque guardando el metro y medio de distancia de separación y con mascarilla. El acto fue convocado por diversos sindicatos de médicos y también desde la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) y el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM).

Cubiertos por batas blancas y vestidos de luto, la concentración ha contado con la presencia de médicos de Atención Primaria, de residencias públicas, de Urgencias hospitalarias y extrahospitalarias, de Atención Hospitalaria, de la sanidad privada, residentes, así como también incluyó a estudiantes de medicina.

Los profesionales sanitarios hicieron un minuto de silencio por todas las víctimas de la pandemia y recordaron a los 17 médicos madrileños que han perdido la vida por el coronavirus.

«Los facultativos fallecidos en España han sido 63 en activo y 31 jubilados, por todos ellos, por el resto de los profesionales sanitarios y no sanitarios fallecidos y por todos los fallecidos en esta pandemia”, sostuvo Ana Giménez, médica de Familia y de las Urgencias del hospital Infanta Leonor.

El secretario general de uno de los gremios presentes, Julián Ezquerra, explicó que la concentración formaba parte de un toque de atención “para denunciar el menosprecio y maltrato que los profesionales, los médicos, los facultativos, recibimos por parte de las diferentes Administraciones”.

En la misma línea, Alicia Díaz Ruiz, secretaria general del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), reclamó “instituciones comprometidas con la formación y con el futuro de la Medicina” y “dotar a los servicios de salud de medios de protección y de recursos humanos para que el proceso formativo sea seguro”.

“Exigimos respeto, dignidad, mejorar nuestras condiciones y establecer de inmediato una negociación que permita dar solución a todos los problemas que planteamos. Para ello negociaremos, pero necesitamos resultados palpables, no renunciamos a cuantas medidas en defensa de nuestros intereses quepan en la ley”, concluyó. (20MinutosEspaña).