Argentina continúa siendo “Mercado Emergente”. Así lo resolvió esta tarde el MSCI, una de las mayores calificadoras de riesgo del mundo, en una decisión que sorprendió a muchos, ya que se esperaba una caída en la calificación.

La principal calificadora del mundo decidió no bajarle la nota al país, pero advirtió que podría hacerlo si aumentan los controles de capital.

En el comunicado en el que informó la buena noticia para el país, el MSCI indicó no obstante que “los inversores institucionales extranjeros continúan sujetos a estrictos controles de capital que se implementaron en septiembre de 2019, lo que hace que sea imposible inversores para acceder al mercado de renta variable nacional”. Es por ello que advirtió que “continuará consultando con los participantes del mercado sobre la clasificación de los Índices MSCI Argentina”, y adelantó que la buena nota “puede eliminarse si hay mayor deterioro en la accesibilidad al mercado”.

“Si bien la volatilidad aumentó dramáticamente debido a la pandemia de Covid-19, los mercados de renta variable mundial se mantuvieron accesibles y continuaron funcionando bien, permitiendo a los emisores recaudar capital y a los inversores gestionar el riesgo durante la crisis”, dijo Dimitris Melas, director global de Equity Research y presidente del Comité de Política del Índice MSCI.

Sin embargo, agregó que “en los últimos 12 meses, dos importantes mercados emergentes como Argentina y Turquía, sufrieron un deterioro sustancial en la accesibilidad al mercado que podría conducir a su exclusión del índice MSCI Emerging Markets (Mercados Emergentes)”.

Por su parte, Sebastien Lieblich, Jefe Global de Índice Soluciones y Presidente del Comité de Índice de Equidad de MSCI, aseguró que “las autoridades argentinas deben saber de que la aplicación prolongada de los controles de capital o la introducción de más controles de capital pueden forzar la reclasificación de los índices MSCI Argentina de los mercados emergentes a mercados fronterizos o mercados independientes”.