El gobierno paraguayo retornó a una fase más estricta de la cuarentena en las cárceles, luego de haber detectado más de 400 contagios de coronavirus en un penal de Ciudad del Este.

El gobierno de Paraguay repuso la fase más estricta de la cuarentena en todas las cárceles del país, lo que incluye la prohibición de visitas a los presos, después de que en los últimos días se registraran más de 400 nuevos contagios de coronavirus sólo en el penal de Ciudad del Este, se informó oficialmente.

“Se volvió a la fase cero de la cuarentena en todas las cárceles del país a raíz del brote de contagios en la penitenciaría de Ciudad del Este”, afirmó la ministra de Justicia, Cecilia Pérez, según el diario asunceño ABC Color.

En esa cárcel había hasta ayer 230 casos confirmados -161 presos y 69 guardiacárceles o funcionarios- y hoy se sumaron allí 186, reportó el ministro de Salud, Julio Mazzoleni.

Los 416 contagios detectados en los últimos días en la prisión de Ciudad del Este equivalen a 21,4% del total de casos confirmados en todo el país desde el comienzo de la pandemia.

La seguridad del penal esteño fue reforzada por tropas del Grupo de Reacción de Agentes Penitenciarios (GRAP), un cuerpo antimotines que depende del Ministerio de Justicia, según el diario Última Hora.

Cerca de la mitad de los reclusos en esa cárcel rehusaron hacerse la prueba de coronavirus, afirmó el director de la Décima Región Sanitaria, Hugo Kunzle.

Paraguay, uno de los países menos afectados por la pandemia de coronarivus, contabilizaba 1.942 casos confirmados (231 en las últimas 24 horas, y de éstos, 186 en la cárcel de Ciudad del Este), informó Mazzoleni.

Del total de casos, 15 personas fallecieron (dos en el último día) y 1.045 ya se curaron tras haberse infectado (32 nuevas).