La temporada final se emitirá en dos partes, cada una de las cuales consta de siete episodios. La única provocación de Netflix para la temporada 4 de Ozark es esta breve sinopsis: “La nueva temporada marcará el capítulo final en el viaje de la familia Byrde de la vida suburbana de Chicago a su empresa criminal en los Ozarks”.

La tendencia habitual de Netflix de que unas cuantas de sus series finalicen en su cuarta temporada se va a mantener con Ozark. La plataforma ha renovado la serie criminal por una cuarta entrega, que será un poco más larga de lo habitual, con 14 episodios, y que también será la última.

Se estrenará dividida en dos tandas de siete capítulos cada una y, en palabras de Jason Bateman en el comunicado que anunciaba la renovación, “una temporada más grande significa problemas más grandes para los Byrde”.

Los protagonistas de Ozark son Martin y Wendy Byrde y sus dos hijos, que se mudan de Chicago a un resort turístico en las montañas Ozark de Missouri para escapar de un narco mexicano al que su padre ha estado lavando dinero. El narco, sin embargo, los encuentra y obliga a Martin llevar a cabo una enorme operación de blanqueo de capitales si quiere conservar su vida.

Hasta ahora
Las tres temporadas emitidas hasta ahora han mostrado cómo el matrimonio se adapta a su nueva situación, y también han visto el crecimiento de Ruth, la principal socia de Martin, y alguien que ha ganado protagonismo con el paso de las temporadas. Preguntado por el rumbo que puede llevar esa última entrega de Ozark, su showrunner, Chris Mundy, afirmaba que “creo que irá sobre los Byrde pueden convertir el mayor error de sus vidas en esta gran ventaja, y si el karma los alcanzará si lo hacen, y cuánto”.