Lo dijo tras la polémica con Nación. “Lo volvería a hacer, por supuesto”, dijo por su intervención en el retén policial.

Luego de recibir duras críticas desde el Gobierno nacional por su irrupción en un control de tránsito en el Puente La Noria, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, aseguró que no pensó en renunciar por su compromiso con el gobernador Axel Kicillof y redobló la apuesta al asegurar que volvería a actuar de la misma forma.

“Es algo que nos pasa a diario a aquellos que estamos en la calle resolviendo los problemas de la gestión. Es una anécdota más”, dijo Berni, en diálogo con el canal América. “Había una ambulancia que justo tenía que pasar, pasó y se resolvió el problema”, remarcó.

El funcionario discutió ayer con efectivos de la Policía Federal para que se agilizara un control de tránsito por la cuarentena en el Puente La Noria y avivó la tensión con la Casa Rosada.

Según el planteo del ministro, “no se puede hacer un escándalo” por un tema “normal” de gestión. “¿Por qué voy a renunciar? Tengo un compromiso con el gobernador que es inclaudicable hasta que el gobernador diga lo contrario, enfatizó.

Luego de la polémica y pese al malestar que generó su actitud en el Gobierno, Berni se mostró desafiante y no le bajó el tono a la polémica. “Hay gente que tiene el arte de complicar lo que es simple, que son las más peligrosas, y estamos aquellos que trabajamos para hacer sencillo lo complicado”, lanzó.

“Lo volvería a hacer, por supuesto, no es la primera vez. Estamos en la calle y hay que resolver los problemas”, agregó.

Cabe recordar que por este hecho la ministra de Seguridad nacional, Sabina Frederic, quien llamó al propio Kicillof, para quejarse por la situación que quedó expuesta ante las cámaras de televisión. En Ejecutivo bonaerense, como ya hizo en las otras ocasiones en las que hubo tensión, evitó hacer comentarios al respecto, pero durante las últimas horas circularon rumores respecto de la situación de Berni dentro del Gabinete.

(DIB) FD