Se trata de la francesa Saint-Gobain Sekurit, fabricante de parabrisas. La crisis por la pandemia golpea al sector.

La empresa de fabricante de parabrisas, Saint- Gobain Sekurit, acordó el retiro voluntario de os 150 trabajadores de su planta de la localidad bonaerense de Campana, una práctica que se utiliza en estos tiempos ante la imposibilidad de los despidos.

Esta decisión afecta al total de empleados que recibieron el pago correspondiente a una doble indemnización, mientras que la compañía de origen francés, decidió trasladar su producción a Brasil.

Saint- Gobain Sekurit era una de las proveedoras de parabrisas en el sector (la otra es Pilkington) y llevará su producción a Brasil, desde donde seguirá atendiendo al mercado argentino. En el país tiene, por el momento, un depósito en la localidad de Tortuguita y una distribuidora en Córdoba que también está en situación delicada.

Saint-Gobain Sekurit era proveedora de Chevrolet y Renault, además de abastecer el mercado de repuestos. En su pico de actividad llegó a producir unas 50.000 unidades mensuales mientras que a fin del 2019 y comienzos de 2020 cayó a menos de 15.000.

En febrero había suspendido a todo su personal y hacia fines de ese mes comenzó a negociar con cada empleado su salida. Con la decisión final, la compañía se suma al cierre de las dos principales empresas de pinturas para autos, Basf y Axalta, como consecuencia de la caída de la actividad en el país, agravada por la pandemia, y un cambio estratégico de muchas compañías de concentrar su producción en Brasil.

 

 

(DIB) FD