Uno de los voceros consultados aclaró que “no se suspendió ninguna actividad vinculada a la seguridad de la jurisdicción y se siguen tomando denuncias, todo con las medidas de bioseguridad necesarias”.

Diez de los 23 policías que trabajan en la comisaría 4ta. de San Fernando, con jurisdicción en la localidad bonaerense de Virreyes Oeste, se contagiaron coronavirus, por lo que la dependencia funciona con una reducción de tareas, informaron este miércoles fuentes policiales.

Ante el brote de Covid-19 entre sus miembros, las autoridades resolvieron disminuir algunas tareas administrativas, por lo que la atención al público para algunos trámites fue derivada a otra seccional del mismo distrito, San Fernando 2da.

“Hay que aclarar que no se suspendió ninguna actividad vinculada a la seguridad de la jurisdicción y se siguen tomando denuncias, todo con las medidas de bioseguridad necesarias”, explicó uno de los voceros consultados.

El comisario Osvaldo Daniel Weller, jefe de la comisaría 4ta., ubicada en la calle Miguel Cané 4675 de la mencionada localidad del norte del conurbano, fue hisopado y dio positivo, por lo que su segundo asumió el cargo en forma momentánea.

Las fuentes aclararon que ninguno de los 10 policías está internado, sino que todos están asintomáticos, aislados y cumpliendo la cuarentena en sus respectivos domicilios.

Además, en los calabozos de la seccional hay 19 detenidos por causas penales, aunque ninguno de ellos presenta síntomas de la enfermedad, según aclararon las fuentes.

Otra medida adoptada por las autoridades policiales fue reforzar la dotación de efectivos de la dependencia con personal del Comando de Patrullas de San Fernando para la vigilancia de los detenidos.

La Municipalidad de San Fernando emitió un comunicado en el que afirmó que “los policías se encuentran realizando la cuarentena y están en buen estado de salud ya que son asintomáticos”.

El municipio explicó que “se sanitizó y desinfectó la comisaría, con especial cuidado y énfasis en el sector de calabozos, donde hay 19 detenidos” y aclaró que “todos ellos están en buen estado de salud, sin síntomas de Covid-19”.

Agregó que “pensando en la seguridad de los vecinos de la zona, la Secretaría de Protección Ciudadana -que cuenta con 60 móviles y 1.200 cámaras de seguridad- ya reforzó el patrullaje municipal”.

Por último, informó que la situación de San Fernando en relación al coronavirus es que hay “263 casos en tratamiento, 223 recuperados y 13 fallecidos, lo cual, según su densidad poblacional, la ubica dentro de la tasa media de contagios a nivel provincial”.