El Presidente encabezó de manera virtual el acto principal por el Día de la Independencia

El presidente Alberto Fernández expresó hoy su deseo de que este 9 de julio “sea una inyección de fuerza que todos los argentinos necesitamos para ponernos de pie” y afirmó que “ninguna sociedad concreta su destino en medio de insultos, divisiones y teniendo al odio como común denominador”.

“Vine acá para terminar con los odiadores seriales y abrir los brazos para que nos unamos en busca de ese destino común. No vengo a instalar un discurso único. Celebro la diversidad”, dijo Fernández, al encabezar desde Olivos en forma virtual el acto central por el 204º Aniversario de la Declaración de la Independencia.

“La Argentina del mañana se construye con todos: los hombres y mujeres de la industria, del campo, del comercio, y las finanzas”, y sostuvo que el “odio y la división nos posterga y paraliza”.

En ese marco, señaló que “todos unidos tenemos que construir la Argentina que se viene”, y agradeció al sindicalismo “por haber entendido la fragilidad de este tiempo”.

Por otra parte, expresó que “ante estos tiempos difíciles, debemos ser como aquellos hombres que tuvieron coraje y no angustia”. “Quisiera poder tener la templanza y el coraje para enfrentar este tiempo tan difícil como el que hoy nos toca”, dijo el jefe de Estado.

Además, agregó que junto a “todos los gobernadores” estuvieron de acuerdo en que “había que preservar la salud y la vida de la gente antes que nada” frente a la pandemia de coronavirus. “Todos entendimos que no había un dilema, que no había disyuntiva; trabajamos juntos y ahora estamos tranquilos de que a ningún argentino le faltará asistencia”, completó.