El intendente puso especial énfasis en que la población cumpla con los protocolos de higiene y aislamiento para frenar los contagios.

Ante el crecimiento de casos de coronavirus en la ciudad de Mar del Plata y en todo el municipio de General Pueyrredón, el intendente Guillermo Montenegro dio una conferencia de prensa en la que apeló a la “responsabilidad” individual en este momento tal difícil.

En esa línea, descartó que se cierren las actividades comerciales y recreativas que ya se habilitaron en las últimas semanas, pero pidió que se lleven adelante los protocolos de higiene con rigurosidad, ya que es la única manera de prevenir los contagios.

“Lo importante es tener claro que vamos a mantener las aperturas ya que no han tenido consecuencias sobre el aumento de casos en Mar del Plata”, subrayó sobre las actividades comerciales autorizadas. No obstante, dijo que junto a la comisión de Reactivación Económica del Concejo Deliberante, decidieron hacer “una pausa” para evaluar abrir más la economía.

En este momento Mar del Plata presenta 139 pacientes con covid-19, detectados principalmente en dos focos: el geriátrico Namasté y el Hospital Houssay perteneciente al PAMI.

Montenegro hizo hincapié en que se está trabajando “en el aislamiento y en la búsqueda de contactos estrechos y cuando uno hace este tipo de tareas obviamente va a encontrar casos positivos”, y añadió que “esta era una situación para la que nos veníamos preparando y que iba a llegar”.

Sobre la línea de trabajo, Montenegro precisó que “desde el gobierno nacional, provincial y municipal se están tomando todas las medidas que hay que tomar y es imprescindible tener claro que la responsabilidad es de cada uno de nosotros, la responsabilidad es imprescindible”.

“No” a las reuniones familiares
Sobre la cantidad de días de cuarentena, en sus distintas fases, expresó que “después de 100 días, obviamente hay un cansancio, pero hay una situación de mucha responsabilidad que hay que cumplir”. En ese sentido, remarcó que “distanciamiento no es solamente una palabra, tiene que ser real, como la utilización del barbijo, como el lavado de manos, si se aplican los protocolos la gente no se contagia y lo demostraron los comerciantes que con mucho orgullo pueden llevar adelante su tarea”.

“DISTANCIAMIENTO NO ES SOLAMENTE UNA PALABRA, TIENE QUE SER REAL”.

“Tenemos que estar tranquilos pero sumamente concentrados en tener esa responsabilidad, cumpliendo los protocolos es la forma que tenemos que llevar adelante esta situación”, apuntó el jefe comunal.

Sobre la posibilidad de que se hagan reuniones en el “Día del Amigo” el próximo 20 de julio, Montenegro fue preciso y pidió a la gente que no se junte. “Es muy difícil pedir que no se hagan reuniones familiares, porque en una reunión o un asado no hay protocolos, tengamos mucha responsabilidad en este momento, es imprescindible que entre todos hagamos el esfuerzo, cualquier tipo de juntada o asado es una situación que tenemos que evitarla”, remarcó.