Su familia dio a conocer un comunicado en las redes sociales con la dolorosa noticia.

Silvio Marzolini, gloria de Boca Juniors y la Selección Argentina, falleció en la mañana del viernes víctima de cáncer, confirmó su familia a través de un comunicado. El ex lateral izquierdo, de 79 años, se encontraba en grave estado en su domicilio, después de que su salud se deteriora en los últimos días. En junio del último año, Marzolini había sufrido un accidente cerebrovascular mientras se encontraba internado en el Sanatorio Fleni.

Marzolini estaba considerado como uno de los mejores marcadores laterales de la historia del fútbol argentino y le tocó compartir época con varios de los extremos derechos más destacados del deporte, tanto en la Argentina (el uruayo Luis Cubilla, Raúl Bernao, el propio Omar Oreste Corbatta) como en el ámbito internacional (el brasileño Garrincha, por ejemplo).

Arrancó su carrera profesional en Ferro, para luego pasar a Boca, en donde jugó 408 partidos entre 1960 y 1972. En Boca consiguió seis títulos como jugador, tres de Primera División en 1962, 1964 y 1965, además de los Nacionales en 1969 y 1970 y la Copa Argentina 1969. En tanto, como entrenador, fue el artífice del título del Metropolitano 1981, que Boca consiguió con Diego Maradona y Miguel Angel Brindisi como figuras rutilantes. Al astro lo volvió a dirigir en 1995, cuando regresó al país, pero en esa ocasión no pudo celebrar el título.

En la Selección disputó 28 partidos y marcó un gol. Jugó dos Mundiales (fue elegido como el mejor número 3 de la Copa de 1966), sumando siete presencias mundialistas, lo que significó un record para un jugador argentino en su momento.