La fuerte sudestada ya provocó algunos destrozos, como el murallón costero del Paseo Galíndez, situación que es monitoreada por Defensa Civil, que podría cortar la circulación vehicular por el fuerte oleaje en esa zona de Mar del Plata.