Estados Unidos superó este miércoles el umbral de las 150.000 muertes por coronavirus, según datos aportados por la Universidad Johns Hopkins. El país, por lejos el más golpeado del mundo en términos absolutos tanto en fallecimientos como en contagios, anunció su primera muerte por Covid-19 a fines de febrero.

Desde el inicio de la pandemia, ha registrado más de 4,38 millones de infecciones, de acuerdo a los datos procesados en tiempo real por la universidad con sede en Baltimore. Con 150.034 muertes, los decesos en Estados Unidos superan ampliamente a las registradas en otros países. Le sigue Brasil (88.539), Reino Unido (45.878), México (44.876) e Italia (35.123).

La pandemia ha matado al menos a 661.461 personas en todo el mundo desde finales de diciembre cuando el Covid-19 fue detectado por primera vez en China. Además, el total de contagiados se sitúa en 16,8 millones.

El nuevo epicentro en el país se ubica en Florida, que registró 216 muertes por coronavirus este miércoles, y alcanzando un total de 6.333 fallecidos. Sin embargo, California, que es la quinta economía mundial y cuenta con una población cercana a los 40 millones habitantes, está al frente de las cifras nacionales de contagios, con 473.500 casos.

Florida contabilizó, en tanto, 9.446 nuevos casos. Este es el segundo día consecutivo en el que el estado del sol registra un récord de fallecidos, aunque los nuevos contagios se mantienen por debajo de la barrera de los 10.000.

Durante la conferencia diaria sobre la pandemia, el presidente Donald Trump insistió el martes en su defensa de la hidroxicloroquina como tratamiento eficaz frente a la Covid-19 pese a los múltiples estudios que desaconsejan su uso. “Creo que funciona en las primeras etapas (de la enfermedad)”, argumentó el gobernante, que también defendió haber retuiteado el lunes un video que defendía la eficacia del tratamiento, una grabación que las plataformas Twitter y Facebook eliminaron al considerarla información falsa sobre la pandemia.

Infobae