El intendente del municipio de Tordillo Héctor Olivera mantuvo este miércoles 29 de julio una reunión con el ingeniero Raúl Cosentino, administrador general de Vialidad de la provincia de Buenos Aires, para charlar acerca del plan de obras públicas impulsado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof, en particular las obras que afectan a ese municipio. Entre otras, la obra de pavimentación de las rutas provinciales 11 y 56.

El personal de Vialidad ya se encuentra trabajando en la zona, estudiando las eventuales restricciones que pudieren existir para reiniciar la continuación del proyecto. El intendente Olivera, por su parte, manifestó enérgicamente la necesidad de sostener y respetar de manera estricta un protocolo de seguridad en relación con el brote de Covid-19 que prácticamente ya ha sido sofocado en el distrito.

Además, presentó ante el administrador un proyecto para fomentar la pavimentación interna a la ciudad de General Conesa, así como expresó a Cosentino la voluntad de trabajar coordinadamente con la administración de Vialidad provincial a fin de optimizar el plan de obras públicas que proyecta el Municipio de Tordillo y que incluye entre otras obras, la repavimentación del acceso al municipio. De esta manera, se cristalizó la negociación que venía teniendo lugar telefónicamente entre ambos funcionarios.

El plan de obras de vialidad del Municipio de Tordillo contempla la pavimentación de las treinta cuadras que serán construidas entre la localidad de General Conesa y el paraje de Villa Roch. El intendente Olivera negocia que se financien a través de la colaboración del gobierno provincial. Los fondos para las obras del empalme de la Ruta 11, por su parte, serán de origen mixto, pues se espera que provengan de la firma de un acuerdo entre el gobierno de Axel Kicillof y el ministerio de Obras Públicas de la Nación que comanda Gabriel Katopodis.