Este jueves, integrantes de la Cámara de Comercio y representantes del sector gastronómico local se reunieron con el Jefe de Gabinete Sebastián Echarren y el Secretario de Salud Mariano Akino, para terminar de delinear la flexibilización de la apertura de bares y restaurantes en Castelli, con la continuidad de la prohibición de espectáculos musicales o de cualquier tipo y modalidad canto bar.

Allí, los comerciantes presentaron un protocolo sanitario que vienen trabajando desde hace algunas semanas y que ya estaba en estudio por parte del Comité de Crisis local.

De esta forma, se determinó que a partir de mañana viernes, los bares y restaurantes de la ciudad tienen la posibilidad de abrir sus puertas a la atención al público de lunes a domingo hasta las 00hs. Tanto en la modalidad para consumo en el local como take away (comida/bebida para llevar). Por otro lado, no estarán permitidos los espectáculos musicales o modalidad canto bar.

En todos los casos será con un ingreso limitado, que no superará el 30% de capacidad de ocupación, permitiendo una distancia de dos metros entre mesas ocupadas dentro de cada local. La asistencia a bares y restaurantes estará permitida solamente para residentes de Castelli.

La apertura estará disponible para los comercios que quieran retomar la atención y se realizará a través de reserva de mesas por parte del público, a fin de evitar la aglomeración de personas o de superar la capacidad permitida.

Se permitirá la cantidad de 4 personas por mesa, es decir que los grupos que podrán hacer su reserva podrán ser de hasta 4 clientes.

Los espacios de barras y mesas deberán ser limpiados constantemente con elementos desinfectantes y deberá realizarse una ventilación periódica de los espacios.

Se aplicarán medidas de higiene y bioseguridad como el uso de alcohol en gel en cada mesa, el uso obligatorio de barbijo para clientes y trabajadores, el distanciamiento social y la sanitización al momento de ingresar al local.