Debido a la situación que viene atravesando el país y en particular nuestra ciudad, con respecto al avance del Coronavirus (COVID-19), la Jefatura de la Delegación Dolores de la Policía Federal Argentina, puso en funcionamiento en el acceso principal a la Dependencia una cabina de desinfección personal, a efectos de minimizar el contagio entre el personal de la Delegación.

La cabina está equipada con nebulizadores anti goteo tipo nube y box de esterilización de celulares y llaves mediante rayos UV como barrera de prevención primaria, instalando además de un puesto de control y registro de temperatura compuesto por una pistola de termómetro infrarojo y un pulverizador manual de alcohol 70/30 como segunda barrera de prevención.