Se trata de una expansión de $ 1,8 billones para atender la emergencia del coronavirus. Renovados reproches entre el oficialismo y la oposición.

El Senado convirtió en ley la ampliación presupuestaria de $ 1,8 billones pedida por el Gobierno, en un debate en el que, pese al voto casi unánime, hubo reproches cruzados entre el oficialismo y la oposición.

El pedido del Ejecutivo, que no presentó proyecto de Presupuesto para este año, se basó en las mayores erogaciones surgidas de la atención a la emergencia del coronavirus, en la que el Estado realiza fuertes gastos en el pago de beneficios sociales y de salarios de empresas afectadas por la crisis.

En el debate realizado por videoconferencia, el interbloque de Juntos por el Cambio apoyó la ley pero votó en contra de los artículos 7, 8 y 17, vinculados a la dolarización de deudas en pesos.

Pese al acuerdo, durante el debate se repitieron reproches cruzados por la situación económica del país. El jefe del bloque del Frente de Todos, José Mayans, señaló a quienes “atacan al gobierno diciendo que no tiene un plan” y aseguró que el Gobierno “se está ocupando de arreglar el desastre que dejaron” en referencia a sus pares de Juntos por el Cambio.

Por su parte, Esteban Bullrich señarló: “Somos republicanos, somos responsables y somos conscientes de nuestro rol de oposición. Votamos dos moratorias, una emergencia económica, acompañando cuando hay que acompañar en estos ocho meses de gobierno”.