Primeramente a Dios y a las enfermeras del Sanatorio Regional y a los doctores Jorge Abait, al doctor Majirena, al director del Sanatorio Dr. Castro y también al Intendente Camilo que nos cedió la ambulancia ni bien se la pedimos y a todo el personal del hospital que fueron los primeros que estuvieron con mi papá Miguel Echeto. Solo decirles a todos gracias, muchas gracias! porque mi papá mañana se va de alta. Le ganó al COVID-19.

Vanesa Echeto