Un fuerte terremoto se sintió en varias provincias argentinas hoy a la madrugada. Se trata de un sismo de magnitud de 7 grados en la escala de Richter. El movimiento tuvo su epicentro a 60 kilómetros de la zona de Huasca en Atacama, Chile, y sucedió a la una de la mañana con dos réplicas posteriores de 6.2 y 5.2. La profundidad fue de 39 kilómetros, según el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES).

El INPRES indicó que el primero de los sismos se dio exactamente a 486 kilómetros al oeste de La Rioja capital, 492 al noroeste de San Juan y 103 kilómetros al noroeste de Vallenar (Chile), y se sintió principalmente en Córdoba, Mendoza y La Rioja.

Al parecer, no hubo amenaza de tsunami en la costa del Pacífico, según las fuentes del Servicio Geológico de Estados Unidos. Hubo derrumbes de rocas en zonas montañosas y caídas de productos en supermercados, almacenes y de elementos varios en viviendas. En principio, se sabe que no hubo daños de mayor envergadura ni víctimas fatales.

El responsable de la Oficina Nacional de Emergencia chilena (Onemi) Ricardo Toro informó sobre la existencia de algunos desprendimientos poco importantes en la ruta que une las localidades de Vallenar con Huasco y Vallenar con Alto del Carmen.

También señaló que los organismos técnicos se encuentran evaluando la situación y que se habían registrado algunos pequeños cortes en el suministro de energía en áreas de Atacama. Las autoridades chilenas continúan con el monitoreo y han informado que seguirán réplicas de menor intensidad en el transcurso del día.

chile