Tal como sucedió con el cierre de abril durante la festividad de Pésaj (Pascua), la cuarentena coincidirá con Rosh Hashaná (Año Nuevo judío), Yom Kipur (Día del Perdón) y Sucot (los Tabernáculos).

Al enfrentar un rebrote fuerte de coronavirus, Israel sorprendió al mundo al anuciar el regreso desde el viernes próximo a una especie de fase 1 de cuarentena, en términos locales, en la que cerrarán casi todas las actividades para frenar la transmisibilidad del virus.

Las autoridades sanitarias ya habían advertido que habría una nueva cuarentena rígida si se superaban los 2.000 positivos diarios, cifra que se sobrepasó esta semana en varias jornadas y no volvió a bajar. Así, con los hospitales encaminados a la saturación y la cifra de casos graves en alza, el confinamiento finalmente se convirtió en realidad.

En principio serán tres semanas, del 18 de septiembre al 9 de octubre y, tal como sucedió con el cierre de abril durante la festividad de Pésaj (Pascua), coincidirá con tres celebraciones religiosas muy importantes: Rosh Hashaná (Año Nuevo judío), Yom Kipur (Día del Perdón) y Sucot (los Tabernáculos).

Durante este período, los israelíes no podrán desplazarse más de 500 metros de su domicilio -con la excepción de actividades deportivas individuales- y las escuelas, hoteles y centros comerciales permanecerán cerrados.

Además, regirá un límite de hasta diez personas en reuniones en espacios cerrados y de 20 al aire libre. Los supermercados y farmacias podrán seguir funcionando pero el resto de los comercios únicamente podrá realizar envíos a domicilio. El sector público disminuirá sus trabajadores al mínimo y el privado podrá seguir trabajando con normalidad pero no estará permitido recibir clientes.

“Sé que estas medidas tienen un costo alto para todos nosotros”, dijo el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, “pero solo si cumplimos las reglas, y confío en que lo haremos, derrotaremos al virus”, agregó, antes de abordar el avión que lo llevará a Washington para firmar el martes en la Casa Blanca los acuerdos de establecimiento de lazos diplomáticos con Emiratos Árabes Unidos y Baréin.

Hasta el momento, Israel, con unos nueve millones de habitantes, ha registrado 153.759 casoscontagios, de los cuales 1.108 murieron, casi 40.000 están activos y más de 500 en estado grave.