El Banco Central lanzó una serie de medidas restrictivas para parar la sangría de divisas. El dólar “ahorro” pasará a costar unos $ 130. Restringen también compras mayoristas.

El Banco Central anunció un endurecimiento del cepo cambiario, y a partir de ahora las compras con tarjeta en el exterior contarán como parte del límite de 200 dólares por mes que puede adquirir una persona. Además, al Impuesto País se le sumará también Ganancias, lo que en los hechos hará que el valor “real” de la divisa se encuentre en los mismos niveles que el “blue”.

El anuncio del Central, que en las próximas horas será oficializado con una circular, se da luego de que la máxima autoridad monetaria sufriera una sangría de más de 2.600 millones de dólares, lo que hizo ver con preocupación la caída de reservas.

Según explicó el titular del BCRA, Miguel Pesce, el límite de compra de 200 dólares mensuales por persona incluirá a partir de ahora todos los consumos realizados con la tarjeta de crédito en moneda extranjera, incluidos los servicios de streaming o el pago de licencias y software. De este modo, si alguien gastara mil dólares en una compra con tarjeta, luego pasará cinco meses sin poder adquirir el dólar “solidario”.

Pero además, el Gobierno decidió sumarle el pago de Ganancias a la compra de divisas, lo que le agrega un recargo del 35% al 30% que ya se cobrara por el Impuesto País. De este modo, a valores actuales, el dólar “solidario” rondaría los $ 130, un nivel muy cercano a la cotización actual del “blue”.

Por otro lado, también se decidió ampliar el período de “parking”: a partir de ahora, quien compre bonos en pesos y quiera venderlos en el exterior en pesos deberá esperar 15 días. Esta medida apunta a desalentar el “contado con liqui” (CCL), ya que vuelve riesgosa la operación. Tampoco podrán acceder a los dólares bursátiles (CCL y MEP) quienes hayan comprado el cupo de 200 dólares en el minorista.

Finalmente, la medida también fija restricciones en el mercado mayorista: las empresas que quieran comprar dólares para saldar sus deudas solo podrán acceder al 40% de la misma y deberán presentar un plan de refinanciación para el resto.