La Noche de los Lápices fue en nuestro país a tan solo 44 años del presente cotidiano de pandemia, una serie de secuestros y asesinatos de estudiantes secundarios ocurridos durante la noche del 16 de septiembre de 1976 en la ciudad de La Plata. La dictadura cívico militar y eclesiástica desplegó una plan sistemático y organizado para instalar un modelo económico, político y social exclusivo para pocos, expulsando por medio del terrorismo de estado a todo aquel que tuviera una visión diferente de la sociedad. La juventud y la adolescencia en la época del Proceso fue un de los blancos tácticos elegidos para llevar adelante su metodología de persecución secuestro y posterior desaparición. La vulneración absoluta de derechos, la impunidad y el amparo mediático tuvo sus efectos devastadores que al día de hoy en más de una oportunidad parecen revindicarse por minorías sectarias. De aquella época que parece tan lejana pero a la vez transita nuestra contemporaneidad todavía hay niños y niñas que les robaron su derecho a la identidad y se los está buscando incansablemente por organismos de Derechos Humanos. No olvidar para no repetir, seguir siempre por el camino de la Memoria de la Verdad y la Justicia.