La presencia de la pandemia, de manera manifiesta ha puesto sobre la mesa cuestiones que durante mucho tiempo se hicieron bien y otras no tanto; al tiempo que demostró la capacidad de adaptación y organización que poseemos los maipuenses.

Aunque por idílica o romántica que parezca, emerge como necesario el concepto oriental de “crisis”, redefinida como “oportunidad”.

“Oportunidad” en términos de trazar un nuevo norte de ciudad, con una mirada integral y estratégica, no solo fronteras o puertas adentro, sino que además en el rol y posicionamiento regional que debemos asumir y ejecutar.

Aunque se considere que el próximo año comience a reactivarse la economía hacia un modelo de producción y trabajo, sabido es que, como consecuencia de dificultades económicas acarreadas, sumado la presencia de la pandemia, a fin de este año, en nuestro país dará como resultado un saldo cercano al 45 % de pobreza y alrededor de 20 % de desocupación, esto ,en términos prácticos se traduce que muchas de nuestras familias, vecinos, amigos, transitaremos( entre otras cosas), un proceso de degradación en nuestros ingresos, perdida el poder adquisitivo, etc.

Frente a ello, se advierte como necesaria la construcción de más Estado y con ello más comunidad.

Es evidente que el tejido social que nos contiene se encuentra en franco proceso de desmembramiento; debiendo ser preservado con organización, planificación y reconstrucción de políticas paliativas, sea de manera artesanal, territorial o bien cuerpo a cuerpo.

Lo cierto, es que todos los actores sociales de la comunidad, deberemos asumir un rol protagónico, con coraje y actitud, pensando en el conjunto de los maipuenses.

EN LO INMEDIATO:

Debemos Constituir equipos de trabajos coordinados y compuestos por: Ejecutivo, oposición, educación, profesionales de la salud, sindicatos, comerciantes, emprendedores, medios de comunicación cuentapropistas, entidades religiosas y de culto, clubes, asociaciones intermedias , etc. , realizando un diagnóstico y plan de acción concreto sobre los siguientes temas:

EN LO QUE RESPECTA A POLÍTICAS ESTRICTAMENTE LOCALES:

· Garantizar la alimentación: en especial de nuestros niños/as, adultos mayores, personas con capacidades diferentes etc., asegurando que no falten los alimentos en ningún hogar de nuestra ciudad.

Para ello, es esencial la tarea de acción social, escuelas, iglesias, merenderos, pues las personas que allí trabajan, conocen la realidad y asumen el rol de catalizadores o mediadores entre la gestión y la necesidad.

· Reconocer el trabajo como el único vector que ordena la sociedad:

Para nuestras familias, el trabajo resulta ser el principal ordenador de la vida cotidiana, pues constituye el pie de apoyo para proyectar nuestros sueños, metas y objetivos, siendo parte integral e inescindible de nuestra identidad, principios y valores.

Frente a ello, es necesario realizar acciones concretas que atienda, en especial a los sectores más afectados. Entre ellas:

•Incentivar la economía doméstica y primaria, huerta, cría de animales, coordinando acciones con el INTA, Desarrollo Social, secretaria de producción y Acción Social.

•Capacitación para nuevos Emprendedores, gestionar línea de créditos blandos para compra de elementos e insumos.

• Ayuda concreta a Cuentapropistas para que les permita seguir trabajando, acceso a créditos blandos para comprar herramientas. Gestionar cursos de oficios y capacitaciones.

• Medidas concretas de ayuda para Comerciantes locales para lograr continuidad en sus giros comerciales, líneas de créditos blandos, refinanciación, quita, espera o ambas de deudas de tasas o impuestos municipales.

•créditos blandos para pequeños y medianos productores para compra de maquinarias, herramientas, reparaciones e insumos.

•Desarrollar frente de ruta para que emprendedores, comerciantes, cooperadoras. Clubes, etc. puedan ofrecer productos al turismo. Eso genera fuentes de trabajo e ingreso de dinero de sectores externos.

· Acuerdo entre oficialismo y oposición para gestionar la mayor cantidad de administración pública posible, esto significa más trabajo, más ingresos y evita la fuga de nuestro dinero a otras ciudades.

•Incentivar la obra pública; atento que es el sector donde más industrias se involucran alrededor y mayor cantidad de mano de obra se requiere. Gestionar más planes nacionales y provinciales (Procrear-cooperativismo) etc.

· Garantizar la salud: atención primaria, proveer medicamentos, insumos, realización estudios etc.

· Garantizar la educación. Durante la pandemia, el trabajo de los docentes ha sido de cardinal importancia para darles continuidad pedagógica a nuestros alumnos. No obstante ello continuamos con desigualdades en cuanto a la posibilidad para acceder a internet, entendiendo esto como un servicio esencial.

Deberá el ejecutivo, coordinar con las empresas locales proveedoras del servicio para que este llegue de manera paulatina, gradual y accesible a todos los hogares de la ciudad.

•Asimismo y previendo dificultades para que nuestros jóvenes puedan iniciar carreras terciarias/universitarias en otras ciudades, debemos gestionar para que las mismas tengan sede en nuestra ciudad.

· Garantizar la seguridad:

En tiempos difíciles generalmente el delito es la respuesta negativa e inmediata que se manifiesta de manera inexorable, frente a ello, acciones concretas son la solución para preservar el orden y el principio de autoridad.

•Reforzar controles en los ingresos de la ciudad evitando así la comisión de delitos relacionados a estupefacientes o bien contra la propiedad (robos, hurtos, daños, usurpaciones).

•Reforzar controles en zona rural con la finalidad de prevenir delitos específicos de la zona (abigeato, robo en despoblado, hurto campestre, daños) etc.

•Más y mejores Cámaras de seguridad funcionando en tiempo real, sean como elementos disuasivos, es decir evitando que el delito se consume o bien como elemento probatorio judicial (permitirían, detenciones, allanamientos, reconocimientos etc.)

· Alcanzar un posicionamiento estratégico regional.

La ausencia de diagnóstico en los problemas de la ciudad, nos han privado del necesario crecimiento que deseamos y merecemos como sociedad.

Lo cierto, real y concreto es que no hemos sido capaces de definir o tipificar un modelo de ciudad, sea esta en una faz administrativa, productiva, industrial o turística.

Nuestro posicionamiento en la región ha sido inconsistente pasando desapercibido las pocas acciones que se han tomado.

No obstante ello, no existen impedimentos algunos en planificar para que nuestra ciudad contenga varias de las aristas o perfiles que decidamos, al final del día todo suma.

Hay mucho por hacer, pensar, proyectar y fundamentalmente ejecutar.

Seamos capaces de juntarnos, ser generoso, sumar aunando esfuerzos para construir una ciudad que contenga a todos los maipuenses. Necesitaremos del esfuerzo de todos.

No olvidemos nunca, que pese a las divergencias… PRIMERO MAIPÚ.

Lic. Alejandra Morales

MP: 9176