En el Día de la Sanidad, aprovecho para agradecer infinitamente a quienes acompañaron con todo su profesionalismo y humanidad a mi mamá Graciela Avanza durante su cruel enfermedad.

En principio, a Vero y Chabela, sus dos acompañantes de lujo.

A su entrañable amigo, el de los temas duros, y el que le sacaba las sonrisas, Dr. José Cabana. Gracias Totales, José.

Al doctor Carlos Rubén Gerli, que no se fijó en día ni horario para atenderla y soportarlos a nosotros.

Al Dr. Marcelo Cerdá, amigo de la familia, a quien le tocó darnos el diagnóstico.

A Federico Sabella, por la infinita paciencia, tampoco le importó que lo requieramos durante las fiestas y vacaciones…
A Federico Barragán, con el amor que le tenía..
A Antonella Allegroni y Hugo.
A Gastón Ullivi, de fierro!
A Adriana Ciuró, que hizo lo que pudo con lo que había…a Iara Farías y a la T.O. (no sé el nombre🙏)…
Al Dr. Sergio Hagen
Al Dr. Luis Majirena, que en medio de su tarea al frente del COVID se hizo tiempo para ayudarla…
Al Dr. Nataniel Llavona, por su calidez y su forma de comunicar directa y necesaria…
A todo el equipo de Sinapsis, gracias, gracias!

A todo el personal del Sanatorio Regional, no me sorprendieron porque trabajo con ellos y sé cómo son, pero necesito recalcar, además de la atención, la contención y el cariño que nos dieron. Me sentí muy acompañada por ustedes.

Espero no olvidarme de nadie, los que nombré son quienes hicieron su trabajo con compromiso y humanidad. Nuestra gratitud eterna hacía ustedes.

(No figuran son los que, escudándose en la pandemia, en que es enero, en qué los trámites están trabados, etc, se desligaron de sus responsabilidades, haciendo más difícil lo que ya era durísimo de por sí…).

Un aplauso fuerte en su día a todos ellos!!

Ángela Arrechea Avanza y Flia.