El mandatario ruso puso énfasis en que “los ciudadanos de todo el mundo deberían tener acceso gratuito a una vacuna contra el coronavirus”.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, se mostró orgulloso en la 75 Asamblea General de las Naciones Unidas por el rápido desarrollo de la vacuna Sputnik V contra el nuevo coronavirus que lograron científicos de su país, y la ofreció de forma gratuita a la propia ONU para la protección de todos sus empleados.

En su mensaje en video, Putin apuntó que su Gobierno está listo para ofrecer a Naciones Unidas toda la asistencia necesaria, lo que incluye vacunación gratis para todo el personal que lo desee.

El mandatario agregó que Rusia está abierta a suministrar a otras naciones la vacuna que, según destacó, demostró ser “segura” y “efectiva”.

Putin insistió en que los ciudadanos de todo el mundo deberían tener acceso gratuito a una vacuna contra el coronavirus y subrayó la voluntad del Kremlin de trabajar con otros Gobiernos para compartir métodos de diagnóstico y de tratamiento de la enfermedad.

En contraste con Estados Unidos, Putin defendió que la Organización Mundial de la Salud (OMS) debe tener un papel central a la hora de coordinar la respuesta y dijo que Rusia está trabajando para reforzar la capacidad de la entidad con sede en Ginebra.

Por otra parte, advirtió de los efectos económicos a largo plazo que va a tener la actual crisis y defendió la necesidad de que toda la comunidad internacional trabaje junta para impulsar el crecimiento, por lo que hizo énfasis en la importancia de eliminar barreras, restricciones y, sobre todo, “sanciones ilegítimas” en el comercio internacional.

Esto último fue una clara referencia a las últimas sanciones impuestas de forma unilateral por Estados Unidos a la República de Irán, una medidas rechazada por la comunidad internacional.