Muchísimas gracias a Sebastián Abel Morroy. En el día de ayer extraviamos un celular y en menos de 24 horas me fue reintegrado. Actitud que merece ser destacada. No todo está perdido, queda mucha gente con valores como Sebastián.

Gabriela Arrien