Dentro del Hospital Municipal de Castelli se vienen desarrollando en simultáneo distintas obras y refacciones para adaptar el edificio a los nuevos equipamientos incorporados y mejorar los espacios existentes. Esto apunta a ampliar los servicios de diagnóstico y salud, brindando una atención regional y de mayor complejidad.

En el quirófano se colocó una lámpara de última tecnología y equipamiento que implicó una importante inversión y también se adquirió una mesa para anestesia. Estos elementos permitirán la realización de cirugías de mediana y baja complejidad.

Por otro lado, se avanzó en el emplomado de la sala donde se colocará el tomógrafo. Esta etapa de blindaje es necesaria para resguardar a los técnicos que operen el equipo y los profesionales de la salud.

Todos estos avances edilicios forman parte de un proyecto integral que busca avanzar en elevar la categoría del Hospital Dr. Ramón Carrillo dentro del sistema sanitario de la provincia ofreciendo atención regional.