(200322) -- ROMA, 22 marzo, 2020 (Xinhua) -- Un hombre porta una mascarilla mientras circula en una bicicleta, en Roma, Italia, el 22 de marzo de 2020. La epidemia de coronavirus ha continuado propagándose en la cerrada Italia el domingo con el número total acumulado de casos infectados llegando a 59.138, y de muertes llegando a 5.476, de acuerdo con los últimos datos publicados por el Departamento de Protección Civil. (Xinhua/Elisa Lingria) (ra) (rtg)

Ante el aumento de casos de Covid-19, las autoridades endurecieron las medidas de distanciamiento y cuidado para que no siga creciendo la transmisibilidad del virus.

El Gobierno italiano extendió la emergencia sanitaria por la pandemia de conornavirus hasta el 31 de enero de 2021 y decretó la obligatoriedad, desde este jueves, del uso de barbijo al aire libre en todo el país para buscar frenar el aumento de casos de coronavirus en los últimos días.

“Aprobamos un nuevo decreto ley elaborado para afrontar esta nueva fase en la que hay un aumento de la curva de contagios”, planteó el premier Giuseppe Conte al anunciar este miércoles las nuevas medidas contra la pandemia.

“Hemos prorrogado el estado de emergencia hasta el 31 de enero”, planteó el premier en declaraciones a la prensa, obre la extensión del marco normativo para enfrentar la difusión del coronavirus.

“También decidimos introducir una medida más rigurosa para esta fase: las mascarillas hay que llevarlas cuando se sale de casa y usarlas en todo caso, a menos que uno esté en una situación de continuo aislamiento, como puede ser en medio del campo o de la montaña”, agregó luego.

“La única excepción consentida es para los menores de seis años, para quien hace actividad deportiva y para quien por razones médicas no pueda hacerlo”, detalló el premier y planteó que las nuevas medidas estarán vigentes desde mañana

El anuncio se dio luego de que el Ministerio de Salud informara este miércoles el diagnóstico de 3.678 nuevos casos de coronavirus, un fuerte aumento, que significó el número más alto desde el 16 de abril, con contagios en las 20 regiones del país. “Son datos que comienzan a preocupar”, analizó el premier.

Las autoridades informaron además 36 muertos por el coronavirus en las últimas 24 horas, el número más alto desde el 15 de agosto, y que llevan el total desde el inicio de la pandemia a 36.061.

“Hemos considerado necesario y oportuno recuperar la relación entre Estado y Regiones de la fase más dura, por lo que desde ahora las regiones podrán adoptar medidas más restrictivas, pero no podrán disponer medidas más blandas que las dispuestas a nivel nacional”, agregó luego Conte.

“No podemos entrar más en la óptica de que uno ve una calle con poca gente y se saca la mascarilla: entre todos debemos evitar medidas más restrictivas para las actividades productivas y sociales”, dijo Conte al defender la obligación del uso de tapabocas.

Al mismo tiempo, Conte pidió “estar atentos” si se recibe a amigos o familiares que viven en otros domicilios. “Son las ocasiones en las que más se difunden los contagios”, advirtió.