Propietarios no residentes se movilizaron, en su mayoría desde el AMBA, hasta el retén de General Lavalle para manifestar su disconformidad con la imposibilidad de ingresar a La Costa a sus propiedades para ver el estado en que se encuentran sus viviendas de descanso, todo en medio de rumores de usurpaciones y robos en distintos puntos de la costa atlántica, pero se les impide el ingreso para evitar contagios de coronavirus en la zona.

La reacción en todos los casos está relacionada no solo con la imposibilidad de disponer de sus unidades como de costumbre sino con rumores de intrusión y saqueos a esas viviendas que permanecen deshabitadas desde el inicio de esta cuarentena, allá por mediados de marzo. algunos manifestaron que tenían fotos enviadas por vecinos de como habían quedado sus casas luego de saqueos…

Con personal policial en el lugar, decididos a frenar el paso y contener cualquier manifestación que vaya más allá de los carriles del buen diálogo, estos propietarios permanecían en Gral. Lavalle a la espera del intendente Cristian Cardozo, para que se autoricen los ingresos a La Costa.