Mediante modificaciones a la Ley 11922 y sus modificatorias del Código Procesal Penal de la provincia de Buenos Aires, el diputado Diego Rovella elevó a la Cámara baja un proyecto de ley que impulsa la figura del imputado colaborador en el territorio bonaerense.

Con esta propuesta legislativa, se pretende diferenciar al imputado colaborador de la figura del arrepentido normado por la Ley Nacional 27304 por entender que el arrepentido obedece a cuestiones subjetivas de cada individuo, mientras que el imputado colaborador al brindar información de relevancia podría acceder a una disminución de la pena, hasta convertir la condena, si cupiese, en una tentativa del delito atribuido, siempre y cuando se cumpla con los requisitos mencionados en la norma en cuestión.

En este marco, Rovella señaló que “el imputado colaborador sería una herramienta más que se le brindaría a los investigadores de cara a las nuevas modalidades delictivas, que van incorporando tecnologías cada vez más sofisticadas y que le plantean verdaderos desafíos a los encargados de desbaratar los ilícitos y esclaracerlos, haciendo la salvedad que en ningún caso esta actitud colaboracionista implica una confesión ni tampoco declarar en su contra”.

Asimismo, agregó Rovella “el imputado colaborador aportará información de manera voluntaria, sin prestar juramento alguno y con una contraprestación a su accionar que le quedará como una expectativa de poder reducir su condena, observando siempre que no se vulneren sus garantías constitucionales que sean aplicables al caso, y será un juez de garantías quien deberá homologar el acuerdo, y si faltaran requisitos para el mismo, será el mismo magistrado quien dará las directrices necesarias para que se pueda arribar a una aceptación, con el propósito de no dilatar innecesariamente el proceso”, cerró el diputado radical.