Lo extendieron a partir del sábado a 38 nuevos departamentos ciudades, incluido el de París. En total, Francia acumula hasta la fecha 1.000.369 casos y 34.075 muertes.

El primer ministro, Jean Castex anunció este jueves que se extenderá el toque de queda a otros 38 departamentos del país ante la “grave” evolución de la epidemia. A partir del viernes habrá en total 46 millones de personas afectadas por esa medida.

De los 101 departamentos franceses, los ciudadanos de 54, más los de la Polinesia francesa, deberán estar en casa desde las 21.00 de la noche hasta las 06.00 salvo que tengan motivos imperativos para salir, como laborales o sanitarios.

“Las semanas que vienen serán duras”, advirtió el jefe de Gobierno al anunciar la ampliación del toque de queda que, para enfrentar la pandemia de coronavirus, obliga a quedarse en casa de las 21 a las 6.

“La situación es grave” y “nuestros servicios hospitalarios serán sometidos a una dura prueba”, prosiguió en conferencia de prensa en París, justo el día que Francia superó el millón de casos.

“A las nueve, todos deberán estar en casa”, subrayó Castex, que dijo que las nuevas restricciones entrarán en vigor el viernes a medianoche y permanecerán durante un periodo inicial de seis semanas.

El primer ministro dijo que la tasa de incidencia aumentó hasta los 251 casos por cada 100.000 habitantes a nivel general y que el toque de queda afectará a regiones donde el virus no se ha extendido aún tanto como en otras, pero defendió la necesidad de “prevenir”.

El ministro de Sanidad, Olivier Véran, apuntó que se diagnostican más de 1.000 casos de Covid-19 cada hora en Francia.

Véran, no obstante, dijo esperar que a principios de la próxima semana puedan empezar a verse “algunas señales de mejora” de los datos, efecto de las medidas adoptadas por el Gobierno en estas últimas semanas.

Macron decretó a mediados de mes el estado de emergencia para tratar de contener esta segunda ola de contagios, que afecta a gran parte de Europa. Francia acumula hasta la fecha 1.000.369 casos y 34.075 muertes.