El intendente de La Plata Julio Garro reaccionó indignado ante el violento intento de toma de la Municipalidad de La Plata por parte de cuatrocientos militantes políticos que portaban carteles de la CCC, el Movimiento Evita y otras organizaciones: “es una casualidad rara que intenten tomar municipios opositores”. Y dijo que le parece que el gobierno del presidente Alberto Fernández “es de transición” y manejado por el kirchnerismo.

“Teníamos pactada una reunión para mañana y me pareció raro que movilicen hoy como lo hicieron con violencia”, dijo Julio Garro en diálogo con Jonatan Viale por Radio La Red, y al ser consultado sobre si encuentra similitud con las reacciones similares en Junín y Olavarría, dijo: “es una casualidad rara que intenten tomar municipios opositores”.

“Esto no es un tema de hambre, porque si así fuera también van a la Gobernación, pero vinieron acá con violencia. Son sectores de la CCC, y de Juan Grabois, también otras agrupaciones menores”, dijo Garro.
En rigor, algunas de las agrupaciones que hoy intentaron tomar la Municipalidad en las últimas elecciones apoyaron a la diputada de La Cámpora Florencia Saintout.

El intendente platense dijo que “hay videos en donde esta violencia se ve claro. Esta gente es la que fomenta la toma de tierras en nuestra Ciudad y en la provincia de Buenos Aires. Esto pasa porque no hay un mensaje claro del Gobierno y provoca este tipo de actitudes y de creerse empoderados. No me olvido nunca cuando el presidente Alberto Fernández dijo hace un mes y medio o dos ´aquellos que se junten en una casa en pandemia van a ir presos´, y no lo escuché ni a él ni al gobernador (Axel Kicillof) decir que van presos los que toman tierras”.

Y en esa línea, al ser consultado sobre el anuncio del Gobierno de que le pagará a personas para que no tomen tierras, dijo: “lo que esto genera de ganar 50 lucas por mes por seis meses, la gente va a dejar sus casas por un rato, van a ir a tomar una tierra, van a esperar que vaya un censo y se ganaron 300 lucas. Estamos viviendo en un país en donde la ley vale cada vez menos, la Constitución no existe, no hay conducción…”.

“Esto es como si pagase a alguien para que no robe”, sostuvo, y al ser consultado sobre qué pude buscar el Gobierno con esto, dijo: “no lo entiendo ni lo voy a entender, salvo que sea una cuestión ideológica o que haya un problema de conducción en el Gobierno y cada uno hace lo que quiere”.

“Esto es preocupante, lo que pasa con el dólar y con todo eso es porque hay desconfianza, este país es inviable así. Si no tenemos un presidente empoderado y presenta una agenda plagada de kirchnerismo este país no tiene conducción”, dijo.

“Me da la sensación que este es un gobierno de transición porque están con los brazos caídos”, dijo.