El 9 de noviembre de 1914 se llevó a cabo la primera transfusión de sangre en nuestro país. El lugar fue el Instituto Modelo del Hospital Rawson de la Capital Federal y quien la comandó fue el Dr. Luis Agote. Como forma de conmemorar este acontecimiento, en 2004 se estableció el Día Nacional del Donante Voluntario de Sangre.

Desde el inicio del aislamiento obligatorio a causa de la pandemia de coronavirus, la donación voluntaria de sangre bajó un 50% y es muy necesaria para ayudar a pacientes que precisan de una transfusión. Una donación a tiempo puede salvar muchas vidas.

Un donante voluntario es aquel que concurre en forma espontánea y desinteresada, sin otra intención que ayudar a quien necesita la sangre para salvar o mejorar su vida. Se puede donar en centros de salud, colectas en vía pública o centros de hemodonación, en cualquier parte del país.

Características de las donaciones de sangre

· Una donación tarda aproximadamente 15 minutos.

· En Argentina se necesitan unas 5000 donaciones diarias para cubrir los casos urgentes.

· Solo el 35% son voluntarios.

Requisitos para donar sangre

· Personas entre 18 y 65 años, que pesen más de 50 kilos y gocen de buena salud.

· Presentar DNI, C.I. u otro documento que acredite su identidad.

· No debe estar en ayunas.

· Entre una donación y otra deberá pasar por lo menos 8 semanas.